Renovando el carné de Traductor-Intérprete Jurado (II)

En la segunda parte de «Renovando el carné de Traductor-Intérprete Jurado» vamos a ver los diferentes pasos que hay que seguir para la renovación del carné de jurado. La renovación es ahora más sencilla que nunca ya que es posible realizar casi toda la gestión online. Claro está, siempre que el sistema quiera y no se ponga burro.

1. Empecemos con las herramientas necesarias. Condición sine qua non para poder usar los portales de la Administración es tener a mano un certificado digital vigente. Esta es la premisa básica dado que es el modo que vamos a tener para identificarnos fehacientemente en el portal del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación (MAEC). Adicionalmente, vamos a necesitar una foto nuestra (tamaño carné y digitalizada) y pagar la tasa correspondiente.

2. Con el certificado preparado para entrar en acción abrimos el navegador. Yo recomiendo usar para los trámites en los portales de la Administración el IE. No es que sea mi navegador favorito ni nada por el estilo pero nuestra Administración tiene una cierta predilección (que nadie entiende) por el IE y el uso de Java (cuestión aún más incomprensible que la anterior). Yo sugiero, por ello, hacer los trámites usando el IE lo cual no significa que la tarea pueda completarse con otro navegador. De hecho, en el portal se indica que se pueden usar también el Firefox o el Safari (para los usuarios de Linux o MacOS).

Entramos en la sede electrónica del Ministerio de Asuntos Exteriores (https://sede.maec.gob.es/). 

Aquí optamos por el siguiente recorrido:

  • «PROCEDIMIENTOS Y SERVICIOS»
  • «Traductores/as-Intérpretes Jurados/as»
  • «Expedición, sustitución, duplicación o modificación del carné de Traductor/a-Intérprete Jurado/a una vez obtenido el correspondiente título»

Aparecerán una serie de instrucciones que nos leeremos y un enlace para el pago de la tasa con el modelo 790.


2. El enlace del modelo 790 nos conduce a la descarga del pdf. Optamos por «Modelo 790 – Tasa 039 – Expedición de carné Traductor/a-Intérprete» y descargamos el modelo a nuestro ordenador.

Esta es la única vía que se debe de seguir para pagar la tasa ya que al descargar el pdf el portal genera un modelo 790 con un número de justificante único. Por lo tanto, no se deben de usar modelos 790 que se puedan encontrar por Internet o que algún compañero nos haya pasado.

Rellenamos el formulario del citado modelo y nos damos un paseo al banco más cercano para liquidar a la tasa. A excepción de otros portales administrativos, como el del Ministerio de Justicia, aquí todavía tenemos que acercarnos a una sucursal bancaria para abonar la tasa. Aunque tampoco hay que creer que todo es prosperidad y abundancia en los demás portales. A la vista de lo bien que funciona la pasarela de pago online y los errores que suele dar (salvo la de la Agencia Tributaria que siempre logra llegar a la cuenta bancaria) el camino a una entidad colaboradora no es algo infrecuente. Si el pago se quiere realizar desde el extranjero habrá que optar por realizar una transferencia por lo que usaremos los datos bancarios que nos indican en el mismo modelo 790. Con la tasa pagada volvemos a la madriguera y escaneamos el modelo 790, debidamente sellado por el banco, que ahora se ha convertido en un justificante de pago. Como formato optamos por pdf, jpg o png.

3. A continuación accedemos al procedimiento.

Nos saldrán unas instrucciones y requisitos técnicos acerca del acceso.

Nos identificamos con nuestra firma digital o cualquier otro método de los que hay disponibles.

 

Y así llegamos al formulario de solicitud.

Rellenamos los datos y subimos los archivos (la foto y el justificante del pago de la tasa) y le damos a enviar. Si todo ha ido a pedir de boca el sistema nos dará un resguardo de presentación, el MAEC se encargará de tramitar la solicitud y habremos terminado de momento. Enhorabuena.

4. Lamentablemente no todo resulta siempre tan fácil y sencillo como uno se lo esperaba. Varios son los problemas que nos pueden surgir.

En primer lugar está la vertiente de la foto. Las indicaciones nos advierten de que la foto no puede tener un tamaño superior a 1 MB y que ha de ser en formato jpg. Pero nada se dice acerca del alto y ancho de la foto la cual tiene que tener un «ancho máximo de 296 y una altura máxima de 625». Por lo tanto, según la foto de la que dispongamos tendremos que ajustar esos parámetros.

 

Eso se puede hacer con cualquier programa de fotos o de dibujo. Pero ojo al siguiente dato: porque según el programa que usemos para ajustar la foto al sistema del portal no le gustará. Nos dará error a pesar de que estemos subiendo un jpg. Parece ser que el portal opina que no todos los jpg son jpg. Los jpg creados por determinados programas se admiten y los jpg de otros programas se rechazan. A uno le da la sensación de estar discutiendo con un Alegre Transportador Vertical de Personas de la Compañía Cibernética Sirius de «percepción temporal desenfocada» porque digas lo que digas no se mueve. Ignoro por completo cómo llegué a darme cuenta de ese detalle pero si la foto da problemas la mejor solución pasa por ir jugando y probando con diferentes programas hasta dar con uno que cuente con el beneplácito del portal.

El segundo lugar de los contratiempos no previstos pero reales lo ocupa el envío final de la solicitud. Al igual que con la foto sigo sin tener la más remota idea de las razones por las que no hubo forma de enviar la solicitud por el canal previsto. El sistema daba tercamente error y se negaba, rotundamente, a aceptar y tramitar mi solicitud. Tras varios intentos infructuosos, tanto razonables como disparatados y carentes de toda lógica, la solución fue la siguiente: usar la sede electrónica del Punto de Acceso General de la Administración General del Estado, es decir, el Registro Electrónico Común de la Administración General del Estado. Al fin y al cabo existen varias vías por la que le podemos remitir documentación a la Administración y si no funciona el sendero específico del MAEC nada nos impide usar el acceso por el portal general.

Accedemos al Registro Electrónico Común en https://sede.administracion.gob.es/PAG_Sede/ServiciosElectronicos/RegistroElectronicoComun.html:


Acto seguido nos identificamos con nuestro certificado digital.

Y desde aquí le enviamos una instancia al organismo que en este caso es, evidentemente, el «Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación».

En asunto hacemos constar «Duplicación o modificación del carné de Traductor/a-Intérprete Jurado/a» y exponemos algo al estilo de «Expone: PRIMERO.- Que mediante la presente se viene a solicitar la expedición del carné de Traductor-Intérprete Jurado ajustado el nuevo modelo conforme a la última modificación legislativa». Introducimos los datos para el carné tal y como lo habríamos hecho en la sede electrónica del MAEC, adjuntamos el justificante de pago de la tasa y la foto (con su tamaño y formato según las instrucciones del MAEC). Listo. Nuestra solicitud entrará por vía del Registro Electrónico Común el cual le remitirá todo al MAEC. Usar el Registro Electrónico Común de la Administración General del Estado es dar una vuelta adicional no prevista pero funciona.

5. Con la solicitud hecha nuestro procedimiento aparecerá unos días más tarde en la pestaña «Mis Expedientes» de la Sede Electrónica del MAEC donde podremos conocer el estado actual de la tramitación.

Aunque, en realidad, no habrá mucho que ver. Llegados a este punto sólo cabe tener un poco de paciencia y esperar hasta que nos avisen de que el carné está listo, esto es, que podemos ir a recogerlo. Lo normal es que nos manden un correo electrónico desde la Delegación de Gobierno de nuestro domicilio avisando de que ya lo tienen a nuestra disposición. En cuanto a la duración de la tramitación no llegó ni a los tres meses. En mi caso particular la solicitud la hice a finales de febrero y en mayo ya tenía un aviso de la Delegación del Gobierno para ir a recoger el carné.


Source: Renovando el carné de Traductor-Intérprete Jurado (II)

Glosario de términos notariales

Un recurso francamente interesante es el siguiente «Glosario de términos notariales» que se encuentra en la página web del Consejo General del Notariado. De gran utilidad para cualquier ciudadano de a pie pero también para los traductores-intérpretes jurados que quieran repasar conceptos básicos (al fin y al cabo la traducción de escrituras notariales constituye uno de los trabajos clásicos de cualquier traductor-intérprete jurado). El glosario incluye los diferentes conceptos y, en algunas entradas a modo de explicación, ejemplos prácticos:

acta de notoriedad f.
Acta en la que un notario comprueba el conocimiento de unos hechos con trascendencia jurídica, a partir de la comprobación de documentos, la inspección física y la declaración de testimonios, entre otras pruebas.

El acta de notoriedad es un expediente que se inicia con la petición de una persona para que el notario declare que, en su opinión, un determinado hecho es notorio entre aquellas personas que pueden tener conocimiento de ello. Para llegar a ese convencimiento, el notario puede practicar las pruebas que considere conveniente, fundamentalmente aportación de documentos y declaraciones de testigos.

El notario no proclama o adjudica derechos: eso es función exclusiva de los jueces, sino que se limita a manifestar su propia opinión sobre la notoriedad de los hechos que se le han declarado, opinión, eso sí, cualificada, y a la que el ordenamiento jurídico le concede efectos legales, como una forma sencilla de resolver expedientes que de otro modo deberían acudir a los tribunales. En resumen, por medio de estas actas se descarga de trabajo a los órganos judiciales, en lo que se denomina la “jurisdicción voluntaria”.

Ejemplos:
1) Acta de notoriedad para la declaración de herederos abintestato : si una persona muere sin testamento válido (porque no lo haya hecho, porque el que ha hecho es nulo, etc.) es necesario un documento público que determine quiénes son los parientes más cercanos, los cuales de acuerdo con la ley tendrán derecho a heredar. Si esos parientes cercanos son descendientes, ascendientes o cónyuge, se otorgará un acta de notoriedad para la declaración de herederos, en la cual un interesado (hijo, cónyuge, padre, etc.), manifiesta las circunstancias del fallecimiento: lugar, fecha, domicilio, parientes cercanos, etc., acompañándolo de los documentos correspondientes (certificados de defunción y últimas voluntades, Libro de Familia, DNI del fallecido, etc.) y declaraciones de testigos que conocen esas circunstancias. Con todo ello, si el notario aprecia la notoriedad de los hechos, lo hará constar así y, conforme a la ley, indicará quiénes son los herederos abintestato del fallecido.
Si los parientes más próximos son hermanos o colaterales más lejanos, la declaración debe ser judicial.

2) Otros ejemplos reales : este acta se puede usar para justificar los hechos más variados, por ejemplo: declarar que es notorio que una persona ha vivido unos años determinados en España, antes de emigrar al extranjero, para que le den una pensión. En el caso de una compraventa sujeta a la condición resolutoria de que durante 10 años el local se dedique a biblioteca, pasado ese tiempo justificar que efectivamente ha tenido ese uso durante el tiempo establecido, para conseguir cancelar esa condición en el registro.


Source: Glosario de términos notariales

Se convocan exámenes para la obtención del título de Traductor-Intérprete Jurado

MAE¡Milagro! Tras varios años el BOE ha publicado hoy la resolución mediante la cual se convocan exámenes para la obtención del título de Traductor-Intérprete Jurado. Las pruebas se celebrarán a partir de 16 de febrero de 2014 e introducen muchas novedades.

Los idiomas convocados son: albanés, alemán, árabe, armenio, bielorruso, búlgaro, estonio, finés, georgiano, griego, hebreo, húngaro, indonesio, italiano, japonés, latín, macedonio, neerlandés, persa, rumano, tailandés, turco, ucraniano y urdu.

En cuanto a la prueba se introduce por primera vez un examen tipo test que versará sobre las siguientes materias:

Gramática

1. Ortografía y reglas de acentuación. Puntuación.

2. Morfosintaxis.

2.1 Concordancias de género y número.

2.2 Uso de los tiempos y modos verbales.

2.3 Uso de las preposiciones.

2.4 Uso del artículo.

2.5 Uso del pronombre.

2.6 Oraciones simples y compuestas. Coordinación y subordinación.

2.7 Extranjerismos sintácticos.

3. Léxico.

3.1 Léxico general y especializado. Interferencias léxicas. Calco y «falso amigo».

3.2 Interferencias fraseológicas.

4. Toponimia: Libro de Estilo interinstitucional de la UE.

Terminología jurídica y económica

5. Terminología básica de las normas jurídicas: Constitución, ley, normas con rango de ley y reglamento.

6. Órganos legislativos y ejecutivos. Órganos de la Administración.

7. Poder judicial: Jueces y Magistrados, Juzgados y Tribunales. Tipos de resoluciones judiciales.

8. Terminología básica del Derecho de familia.

9. Terminología básica del Derecho de sucesiones.

10. Terminología básica del Derecho de obligaciones y contratos.

11. Terminología básica del Derecho penal: Delitos y penas. Elementos del delito.

12. Terminología básica del Derecho mercantil:

12.1 Empresa y empresario.

12.2 Sociedades.

12.3 Propiedad intelectual e industrial.

12.4 Contratos.

13. Terminología básica del Derecho laboral.

13.1 Relación laboral y contratos de trabajo.

13.2 Terminología básica de seguridad social.

14. Derecho tributario: Terminología y elementos de los principales impuestos.

15. Contabilidad y finanzas.

15.1 Terminología contable básica.

15.2 Terminología financiera básica.

 A partir de aquí se ha previsto un segundo ejercicio que subdivide en tres pruebas:

a) La primera prueba consistirá en la traducción al castellano, sin diccionario, de un texto de carácter general de tipo literario, periodístico o ensayístico en la lengua a cuyo nombramiento se aspira.

b) La segunda prueba consistirá en la traducción a la lengua a cuyo nombramiento se aspira, sin diccionario, de un texto en castellano, de carácter general de tipo literario, periodístico o ensayístico.

c) La tercera prueba consistirá en la traducción al castellano, con diccionario, de un texto de carácter jurídico o económico de la lengua a cuyo nombramiento se aspira. En esta prueba no se permitirá el uso de diccionarios electrónicos.

Y finalmente habrá que aprobar un tercer ejercicio que comprenderá una prueba de interpretación consecutiva y, si el tribunal lo considera oportuno, un diálogo con el aspirante en la lengua elegida para verificar el dominio y comprensión de las lenguas de partida y de llegada.

La prueba de interpretación consecutiva es toda una novedad e implica tener ciertas nociones de técnicas de interpretación consecutiva.

La resolución se puede leer en el BOE de hoy pinchando aquí.


Source: Se convocan exámenes para la obtención del título de Traductor-Intérprete Jurado

dretprocesalMarchando un recordatorio del curso «Derecho procesal civil para traductores e intérpretes» que se impartirá mañana en Barcelona y que ha sido organizado conjuntamente entre la APTIJ y la ATIC. El contenido del curso se puede consultar aquí.

El autor del presente blog será el profesor encargado del curso por lo que será una buena oportunidad para vernos las caras y echar unas risas en las comidas. ¡Nos vemos mañana!


Source:

El Boletín del Congreso publica el proyecto de ley para la transposición de la Directiva 2010/64/UE y la creación de un Registro de TeI judiciales

El Boletín Oficial de las Cortes Generales publica hoy el proyecto de Ley Orgánica por la que se modifica la Ley de Enjuiciamiento Criminal para transponer la Directiva 2010/64/UE, de 20 de octubre de 2010, relativa al derecho a interpretación y a traducción en los procesos penales y la Directiva 2012/13/UE, de 22 de mayo de 2012, relativa al derecho a la información en los procesos penales. Del mismo modo, se propone un nuevo proyecto de ley para la creación de un Registro Oficial de traductores e intérpretes judiciales.

El texto se puede consultar pinchando aquí.

Por fin se impulsa la transposición de ambas directivas y vamos conociendo lo que nuestro legislador lleva en mente. Destacan varias novedades procesales y, en lo que a los intérpretes y traductores se refiere, la creación un de un Congreso de los DiputadosRegistro Oficial de traductores e Intérpretes. La idea es que el traductor e intérprete judicial sea designado de entre aquellos que se hallen incluidos en dicho listado. De forma excepcional y por razones de urgencia se podrá habilitar como intérprete o traductor judicial eventual a otra persona conocedora del idioma y que se estime capacitada para el desempeño de esa tarea. La denominación de intérprete y traductor eventual para denominar a los intérpretes y traductores que no figuran en la lista me ha parecido acertada por dos razones: permite diferenciar entre los traductores e intérpretes inscritos y no inscritos y es una propuesta que se cocinó en el marco de la APTIJ.

Ahora bien, dicho registro no se crea de forma inmediata sino que se establece un plazo de un año para ello. Conviene analizar la Disposición adicional única que reza así:

Disposición adicional única. Registro Oficial de traductores e intérpretes judiciales.

El Gobierno presentará, en el plazo máximo de un año desde la publicación de esta Ley, un Proyecto de ley de creación de un Registro Oficial de Traductores e Intérpretes judiciales para la inscripción de todos aquellos profesionales que cuenten con la debida habilitación y cualificación, con el fin de elaborar las listas de traductores e intérpretes a que se refiere el artículo 124 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal. La inscripción en este Registro Oficial será requisito necesario para la actuación de estos profesionales por designación del Juez o del Secretario judicial ante la Administración de Justicia, sin perjuicio de las excepciones que se establezcan.

A efectos de proceder a la inscripción en este Registro Oficial, el Ministerio de Justicia podrá solicitar el cumplimiento de otros requisitos diferentes a la formación o titulación que se establezca reglamentariamente en función del idioma de que se trate. Estos requisitos deberán ser proporcionados y no discriminatorios y podrán basarse en la experiencia del profesional, en el conocimiento adicional de cuestiones procedimentales o jurídicas, y en el cumplimiento de deberes deontológicos previstos en la Ley.

La norma reguladora de este Registro Oficial determinará sus condiciones y términos de funcionamiento.

Bueno, esto se pone interesante. Vamos avanzando y se están corrigiendo aspectos fundamentales para la creación del registro. Se ha decidido crear una ley sui generis para el registro que supone, sin duda alguna, un paso en la dirección adecuada.


Source: El Boletín del Congreso publica el proyecto de ley para la transposición de la Directiva 2010/64/UE y la creación de un Registro de TeI judiciales