¿Para qué sirve un burofax? Reclamando facturas

Uno de los primeros pasos que se suelen dar ante una factura impagada es preguntarle, amablemente, al cliente por el importe debido. Esto se suele hacer, habitualmente, por teléfono o por escrito usando el correo electrónico. Sin embargo, cuando a pesar de nuestra insistencia la factura sigue pendiente llega un momento en el que tenemos que pensar en otras medidas. Aquí es donde se produce un primer error porque muchos traductores creen que con tener varios correos electrónicos reclamando la factura ya es suficiente cuando, realmente, hay que abordar la cuestión de manera diferente.  Y en este momento, en la antesala de acudir al juzgado, es cuando aparece la palabra «burofax».

¿Qué es lo que tiene el «burofax» que lo hace tan interesante a nivel legal? La prueba fehaciente de su contenido y la fecha. Cuando queremos reclamar una cuantía es importante poder acreditar —sin ningún tipo de duda— la fecha, el contenido de nuestro escrito, la entrega y el destinatario. Algo que, por ejemplo, no reúne una mera carta certificada con acuse de recibo. En este último caso podríamos acreditar la recepción y entrega de la carta pero no su contenido (incluso podríamos entregar un sobre vacío o meterle una postal de Nueva York). Es decir, necesitamos una prueba válida que posteriormente nos valga en el juzgado. Toda una serie de puntos que el burofax reúne dado que un funcionario de Correos nos va a expedir una copia sellada del escrito que hemos enviado. Como ejemplo reciente tenemos el requerimiento del artículo 155 de la Constitución Española que se remitió como burofax (pinchar aquí para ver el requerimiento del art 155 CE).

Los efectos legales de poder disponer de una prueba fehaciente son varios y nos evitan toda una serie de problemas:

  1. Interrumpimos la prescripción:

Dispone el artículo 1973 del Código Civil:

La prescripción de las acciones se interrumpe por su ejercicio ante los Tribunales, por reclamación extrajudicial del acreedor y por cualquier acto de reconocimiento de la deuda por el deudor.

Si bien el Código Civil admite cualquier tipo de reclamación extrajudicial conviene pisar firme y no dejar las cosas al azar:

«La interrupción de la prescripción extintiva por vía de la reclamación extrajudicial, supone una singularidad en nuestro Derecho en relación al Derecho comparado. Es más, nuestro Código Civil, en el mencionado artículo 1973, no exige fórmula instrumental alguna para la reclamación extrajudicial como medio para interrumpir la prescripción, por lo que cualquiera de ellos, puede servir para tal fin; es por lo que siguiendo una importante corriente doctrinal, se puede afirmar que esta cuestión puede plantear un problema de prueba (de la existencia de la reclamación y su fecha) pero no un problema de forma»

(Sentencia del Tribunal Supremo 2 de noviembre de 2005)

  1. Disponemos de una prueba fehaciente para la cuestión de fondo y las costas si tenemos que acudir a un juzgado:

Podemos acreditar, fehacientemente, que se realizó dicho requerimiento y que la parte contraria no nos podrá impugnar. Evitamos, por lo tanto, arriesgarnos con la prueba tal y como indica el Tribunal Supremo.

De forma adicional, no nos aventuramos en materia de costas. No hay que olvidar que en determinados casos, que ahora no vamos a analizar en detalle, la LEC ha previsto que el tribunal le puede imponer las costas al deudor si aprecia mala fe. Y esa mala fe gira alrededor de un requerimiento fehaciente y justificado de pago:

Artículo 395 Condena en costas en caso de allanamiento

1.Si el demandado se allanare a la demanda antes de contestarla, no procederá la imposición de costas salvo que el tribunal, razonándolo debidamente, aprecie mala fe en el demandado.

Se entenderá que, en todo caso, existe mala fe, si antes de presentada la demanda se hubiese formulado al demandado requerimiento fehaciente y justificado de pago, o si se hubiera iniciado procedimiento de mediación o dirigido contra él solicitud de conciliación.

Resumiendo toda la cuestión vemos que conviene preparar adecuadamente cualquier reclamación con la debida diligencia. Y el burofax puede desempeñar un papel más que importante en ello.

De esto y más cosas (contenido mínimo de un burofax, cómo redactarlo y enviarlo) hablaremos en el curso «Reclamación de facturas impagadas» cuya inscripción finaliza el día 17.11.2018. Si todavía no te has apuntado ahora es el momento.


Source: ¿Para qué sirve un burofax? Reclamando facturas

¿Oposiciones a traductor jurado?

En ocasiones uno no sabe qué pensar acerca del conocimiento que algunos periodistas tienen de aquello de lo que escriben. He aquí un ejemplo de un artículo para llevarse las manos a la cabeza:

Solo 22 de 645 opositores a traductor en Exteriores supera la prueba de… español

Y para rematar en otros sitios reproducen todo lo dicho sin cuestionar nada de lo que pone:

http://www.antena3.com/noticias/sociedad/solo-645-opositores-traductor-exteriores-aprueba-examen-espanol_2017102359ee1d480cf28f8922f06591.html

¿Opositores? ¿Contratación de traductores? ¿Optar a un puesto? Ignoro de dónde habrán obtenido la información para redactar el artículo pero está claro que nadie ha contrastado los datos y tampoco se ha molestado en indagar un poco en el tema. Ni es una oposición, ni se va a contratar a nadie, ni hay puestos a los que optar. En el caso de los traductores-intérpretes jurados el Real Decreto 2555/1977, de 27 de agosto, por el que se aprueba el Reglamento de la Oficina de Interpretación de Lenguas del Ministerio de Asuntos Exteriores lo establece bien claro en su artículo 7.2:

Artículo 7. Exámenes de Traductores/as-Intérpretes Jurados/as.

1. El Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación otorgará el título de Traductor/a-Intérprete Jurado/a a quienes superen los exámenes convocados por la Oficina de Interpretación de Lenguas de traducción e interpretación al castellano y viceversa de las lenguas extranjeras determinadas en cada convocatoria.

2. El título de Traductor/a-Intérprete Jurado/a no confiere a su titular la condición de funcionario público ni supone el establecimiento de ningún vínculo orgánico ni laboral con la Administración Pública.

Sin comentario.


Source: ¿Oposiciones a traductor jurado?

Prise de rendez-vous pour passeport et CNIS

IMPORTANT : A compter du 1er septembre prochain, les usagers qui souhaitent effectuer une demande de passeport auprès de ce consulat général sont invités à produire eux-mêmes des photographies récentes répondant aux normes en vigueur. La norme est identitque à celle déjà appliquée pour les demandes de Carte Nationale d’Identité Sécurisée.

Ces rendez-vous concernent :
La demande de passeport (La présence du mineur est désormais obligatoire, quel que soit son âge, au dépôt de la demande. Les mineurs de (…)


Prise de rendez-vous par internet

/
Source : La France en Espagne (https://barcelone.consulfrance.org)
Source: Prise de rendez-vous pour passeport et CNIS

Curso «Reclamación de facturas impagadas»

El día 1 de diciembre de 2017 se impartirá el curso «Reclamación de facturas impagadas» para traductores. Se trata de un curso muy demandado por parte de los profesionales de la traducción cuando surgen problemas con el abono de las facturas. En el curso intentaremos aclarar las cuestiones más importantes que se deben de tener en cuenta cuando se producen impagos y cómo proceder, llegado el caso, por vía judicial. ¿Cómo funciona un juicio monitorio? ¿A partir de qué momento es obligatorio iniciar una demanda con abogado? ¿Cómo se pueden minimizar los impagos?

Programa

I. Cuestiones previas
II. Reclamación de facturas
1. Reclamación extrajudicial: Burofax
2. Reclamación judicial
a) Vía penal: Denuncia por estafa
b) Vía civil:
Cuestiones básicas de Derecho Civil procesal
  • Acto de conciliación
  • El juicio monitorio
  • El juicio verbal
  • La demanda ejecutiva
c) El monitorio europeo
III. Problemas con el cobro tras obtener un título
IV. ¿Prevención de impagos?
Duración: 5 horas

LugarMadrid. Cámara de Comercio de Alemania para España. Avda. Pío XII, 26.

Plazas: 40 plazas (la celebración del curso queda supeditada a que se cubran un mínimo de 25 plazas).
Precio: 75 Euros (Early bird hasta el 10.11.2017) /  85 Euros (precio normal a partir del 11.11.2017).

Profesor: Fernando A. Gascón Nasarre es abogado y traductor-intérprete jurado de alemán. Desde hace más de 16 años ejerce como letrado en la ciudad de Zaragoza. Vicepresidente de la Sección de Intérpretes Jurados de la Asociación Profesional de Traductores e Intérpretes Judiciales y Jurados (APTIJ) es el autor del blog «El Gascón Jurado».


Inscribirse al curso

La inscripción del curso se realiza en dos sencillos pasos:

1. Pagar el curso por medio de la pasarela PayPal. Hasta el día 10.11.2017 el precio de inscripción es de 75,00 € (tarifa Early bird). A partir del 11.11.2017 el precio es de 85,00 €.

Las plazas son limitadas (40). Una vez alcanzado el número máximo de plazas se cerrará la posibilidad de pago, es decir, que si no puedes pagar ya no quedan plazas.

2. Rellenar el formulario de inscripción al final de esta página y enviarlo con todos los datos que constan en el formulario (el blog dispone de una conexión segura https). El abono del curso es condición necesaria para la inscripción.

1. Pago del curso

Precios
Early bird (hasta 10.11) €75,00 EURPrecio normal €85,00 EUR

 

* Con el pago del curso se aceptan expresamente las presente Condiciones generales de contratación para cursos presenciales de formación ofrecidos a profesionales. Las Condiciones generales de contratación se pueden consultar aquí.

2. Inscripción

[contact-form-7 404 "Not Found"]
* Las Condiciones generales de contratación se pueden consultar aquí.
* La inscripción al curso sólo se considerará válida si se realiza -previamente- el pago del curso. La inscripción no se tendrá por realizada sin el correspondiente pago del curso.

 


Source: Curso «Reclamación de facturas impagadas»